Cada vestido cuenta su propia historia

Confección a medida de vestidos de novia

vestido a medida

Decía Cristóbal Balenciaga que «Un buen modisto debe ser arquitecto para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida». No le faltaba razón al genio español porque, aunque cada modisto tiene su propia manera de trabajar, siempre se persigue un resultado genuino e idóneo para cada persona. 

La confección a medida es un proceso apasionante desde el primer momento en el que mis clientas entran al atelier. Comenzamos charlando acerca de la idea que traen mirando el catálogo de la colección y después probamos los diferentes prototipos. En este punto puede suceder que se decanten por un modelo de la colección, que lo quieran con algunos retoques, o que decidan crear uno nuevo. En cualquier caso, durante las pruebas se decide qué formas y tejidos son los más adecuados. Y éste es un momento muy importante porque ahí es dónde se ve cómo le sienta, qué caída tiene, etc. A partir de aquí, se toman las medidas y se comienza a elaborar el patrón. 

Cuando ya tenemos el patrón, se corta directamente sobre la tela escogida y comenzamos a confeccionar el vestido. Poco a poco se va, cosiendo, hilvanando y se deja preparado para hacer una primera prueba. En ella vamos ajustando las medidas, la largura o las modificaciones de forma minuciosa. Normalmente se hacen dos y, en algunos casos, tres pruebas para verificar que lo avanzando va quedando bien hasta llegar a la prueba final. En este punto nos centramos en los detalles para poder dar el toque final, que dependerá de las preferencias de cada clienta, aunque yo trato siempre de asesorar a cada una para que todo quede perfecto. 

Siempre es muy gratificante comprobar que poco a poco hemos dado forma al pensamiento inicial para ver un resultado final único. Porque, independientemente de que la clienta decida optar por un modelo de la colección o elaborar uno diferente, el vestido se crea de cero, desde el patrón realizado con sus medidas, las telas o colores que elija y los detalles como las mangas, escotes, largura, puntillas o aplicaciones se seleccionan según las preferencias de cada una. Y es que, cada vestido cuenta su propia historia. 
Espero que os haya gustado conocer un poco más de cerca los entresijos del mundo que hay detrás de un atelier.

¡Hasta la próxima!

Martha-Peters

atelier-novia- cosiendo-traje-novia hilos-casamiento-min patrones-moda puntillas-boda tejidos-vestidos


SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG Y PODRÁS ENTERARTE DE TODAS LAS NOVEDADES: NOTICIAS, TENDENCIAS, NOVIAS REALES… CADA SEMANA UN NUEVO POST. ¡ESPERAMOS QUE OS GUSTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *