fbpx

La boda de Sara y Victor

Sara y Vic, así le llaman a él cariñosamente en casa, se conocieron en julio de 2011 en una fiesta de disfraces. Sus familiares y amigos coincidían en que tenían que conocerse, así que prepararon una fiesta con muchísimos amigos… ¡y desde entonces aquel pamplonica y la azteca (así eran los disfraces que llevaban ese día) siguen juntos! 8 años de amor que sellaron en una colina de Roma al atardecer y anillo en mano. ¡Qué romántico!
novia Real
Tiempo después Sara apareció por primera vez en mi Atelier con las ideas clarísimas.

Tenía en mente un vestido sencillo con manga, porque se casaba en abril, escote en la espalda, algún detalle especial y que combinara con el velo que había lucido su hermana y le hacía mucha ilusión llevar. Y así comenzamos a probar diferentes diseños y bases de la colección para ver que patrón le favorecía más, qué detalles le llamaban la atención y qué tejido le gustaba.

Finalmente, la combinación ganadora fue un vestido de crepé con mucha caída, manga francesa y una espalda en pico acompañada por un drapeado de gasa de seda que terminaba en cola desmontable.
novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real
Nos pusimos manos a la obra en el taller y cuando llegó el día de la primera prueba a Sara no le convencía demasiado el largo de la manga, así que optamos por alargarla, creando unos preciosos puños recortando la puntilla que habíamos elegido para la espalda y los detalles.

Fue un cambio de última hora que mereció la pena a pesar del trabajo porque ¡el resultado fue espectacular!
novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real
Sara estaba preciosa con un peinado y maquillaje de Isabel II, que completó con un tocado diadema con flores naturales y pistilos que nosotras elaboramos artesanalmente en el Atelier.
novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real
Sara y Victor se casaron con alianzas de Protodiseño en el monasterio de Cogullada, un sitio especial para ella y donde se emocionó muchísimo al llegar y a ver a todo el mundo esperándola. Recuerda con cariño su paseo hacia el altar y fijarse en todas las caras que la miraban hasta llegar a Victor, que estaba guapísimo con un chaqué de Silbon.

Además, durante la ceremonia les acompañó Ana, una soprano con una voz increíble que les puso los pelos de punta y que hace diez años cantó en el mismo sitio en la boda de su hermana. Los novios sabían que ese día también tenía que estar con ellos.

Después continuaron la fiesta en el Palacio de Villahermosa, un lugar precioso que les cautivó desde que la primera vez que lo vieron. La empresa Guian Catering fue la encargada de servir el banquete.
novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real
Cuando los invitados entraron al comedor recibieron una sorpresa en la mesa, unos sobres les esperaban con una foto de algún momento especial con los novios y un mensaje. También, un regalo para los próximos bebés y unas tiras de colores con las que quisieron animar su entrada.

Y vaya que si la animaron porque todos se levantaron al oír a Carlos Sadness cantar ‘Bikini’, un cantante que les gusta mucho y al que Sara pudo disfrutar en directo en una de sus despedidas. Sí, digo ‘una de sus despedidas’ porque resulta que los dos tuvieron ni más que ni menos que… ¡cinco! Eso sí que es despedirse de la soltería a lo grande.
novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real
Pero los regalos no acabaron ahí. Las madres de los novios recibieron unos preciosos ramos de flores, sus hermanos unos cuadros de Playmobil personalizados y sus amigas de toda la vida unas pulseras.

Atmósfera Eventos colocó un divertido fotomatón para los invitados y Bensiflor se encargó de las flores, es amiga de la familia y no podía ser otra. Tanto la iglesia como el Palacio los decoró súper bonitos.
novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real
Ya en el baile, a los invitados les esperaban alpargatas para poder disfrutar, un Candy bar de chuches y donuts y cactus, que pudieron llevarse de recuerdo.

Una boda que todos vivieron al máximo desde el minuto uno y que salió a pedir de boca. Prueba de ello son las bonitas imágenes de Inosolo.
novia Real novia Real novia Real novia Real novia Real

Desde aquí, desearos qué seáis muy felices y Sara, ¡gracias por confiar en mí! Estabas preciosa.
 

VOLVER AL BLOG

 


Y, si te encanta lo que ves, y no quieres perderte nada de nuestro universo en el día a día, síguenos en Instagram en @marthapeters_atelier



¿Buscas inspiración o ideas para tu boda?
Suscríbete a nuestra newsletter y déjanos acompañarte en esta bonita aventura que acabas de comenzar
Prometo compartir contigo bodas bonitas, inspiración, consejos, secretos que guarda mi colección, ideas, historias del Atelier… y alguna que otra sorpresa 😉

Acepto la Política de privacidad y recibir información de Martha Peters.