fbpx

Bodas de otoño

Son románticas, con cierto punto nostálgico, temperaturas agradables, llenas de vegetación y luminosidad… Las bodas de otoño son una apuesta mágica. Los meses otoñales han ganado protagonismo porque aún no ha comenzado el frío, hay más horas de luz y las celebraciones en exterior con el atardecer crean un ambiente único. Si quieres dar el ‘Sí, quiero’ en esta época y estás buscando ideas… ¡toma nota!

El vestido
El vestido Katha me parece perfecto para esta ocasión. Un diseño de corte lencero con un kimono de guipur sobrepuesto, que en el caso de que salga un día de otoño caluroso siempre lo puedes quitar y sorprender con un nuevo look combinado el vestido lencero con un cinturón o un tocado potente. Los vestidos Jenny y Gerda también son perfectos para los meses de entretiempo, cerrados por delante y con manga corta, sorprenden por sus espaldas abiertas. Combínalos con un chal de lana que además de abrigarte, le dará un aire más desenfadado a tu estilismo.
Bodas en otoño

Bodas en otoño

Bodas en otoño

Bodas en otoño

Bodas en otoño

Bodas en otoño

Los complementos
Los ramos silvestres son una apuesta clásica en esta época del año, sí, pero es que son un acierto absoluto. Nada como elaborar un ramo con las flores tan característica de esta estación: eucalipto, frutos de temporada, rosas, brezo, trigo… qué difícil escoger, ¿verdad? Además, también puedes complementar el look con una corona de flores, un tocado vintage, un turbante en color burgundy…







Bodas en otoño

Bodas en otoño

Bodas en otoño

La decoración
El otoño es sin duda una época maravillosa a la hora de decorar porque juega con elementos muy característicos, llenos de color, cálidos y acogedores. Con un poco de imaginación se pueden preparar detalles muy especiales con relativamente bajo presupuesto. Por ejemplo, tarros de cristal iluminados con velas o llenos de agua con paniculata. Centros de mesa con madera, canela, velas y manzanas rojas. Un camino de calabazas con velas para iluminar la entrada de los novios al banquete. Mesas decoradas con cestas y piñas, algodón, higos, olivo… Candy bar con manzanas caramelizadas, un brasero para hacer castañas asadas o chocolate caliente. Guirnaldas sobre las mesas y el salón de baile con hojas de arce en tonos tierra, naranja o marrones.










Los detalles
Y para endulzar este día nada mejor que una tarta de novios con fruta, frutos secos, chocolate, caramelo, nueces de macadamia… Además de otros dulces como los macarons, merengues, bollitos rellenos, etc. Detalles para los invitados como mantitas en cestas de mimbre o en las sillas, mini perfumes o tarros de miel. Invitaciones con hojas secas y tonos marrones o cajitas de madera con galletitas. Las posibilidades son infinitas.







 

VOLVER AL BLOG

 


Y, si te encanta lo que ves, y no quieres perderte nada de nuestro universo en el día a día, síguenos en Instagram en @marthapeters_atelier



¿Buscas inspiración o ideas para tu boda?
Suscríbete a nuestra newsletter y déjanos acompañarte en esta bonita aventura que acabas de comenzar
Prometo compartir contigo bodas bonitas, inspiración, consejos, secretos que guarda mi colección, ideas, historias del Atelier… y alguna que otra sorpresa 😉

Acepto la Política de privacidad y recibir información de Martha Peters.